12.12.2013

El Imperio Romano te necesita: Ryse of Rome



La llegada de Xbox One tenía que ser con un título en exclusiva que representase un antes y un después en lo que al sector de videojuegos se refiere. La consola de Microsoft afronta el reto con la gloria del Imperio Romano como trasfondo, Ryse of Rome por fin es una realidad.

En Ryse of Rome seguimos la historia de Marius Titus, un gladiador que pretende vengar a sus dos familias, la personal que ha sido asesinada y la metafórica, pues el Imperio Romano está en pleno apogeo y eso significa corrupción, intentos de golpes de estado y ataques incesantes de los pueblos bárbaros, culpables precisamente del asesinato de sus seres queridos.

Desde las lejanas zonas del norte de Britania hasta el corazón del Coliseo de Roma, nos moveremos en una historia de acción, sangre, violencia, sangre, batallas y ¿hemos mencionado la sangre?


Atención los amantes del grafismo sanguinolento porque en Ryse of Rome hay amputaciones, espadazos, explosiones y combates cuerpo a cuerpo absolutamente realistas. De hecho el nivel gráfico supera todos los límites conocidos en el ocio electrónico. Hemos visto escenas que discurrían de la siguiente manera:

El héroe está acorralado por dos bárbaros, a uno le golpea con el escudo en la cara y lo deja aturdido, cercena el brazo del otro rival, le corta también el pie, aprovecha que está cojo para volver al primer enemigo, clavarle el cuchillo en el cuello y terminar estocando mortalmente al pobre tullido que se retuerce vencido.

Y son apenas unos segundos de un juego que cuenta con una duración narrativa de aproximadamente 5 horas, junto a un sistema multijugador épico.



Los periféricos también tendrán un papel importante. Con SmartGlass se pueden capturar escenas tan impactantes como la descrita y compartirlas a través de la tablet con la función Game DVR. Además con Kinect se puede dar órdenes a las tropas y crear una estrategia de combate en la que podemos desde dirigir los puntos de apoyo y acción, hasta motivar el ánimo de nuestros soldados para revolverse contra el enemigo y vencer en la batalla.


Además estamos hablando de XBOX One y su primer juego en exclusiva. Ryse of Rome no sólo tenía que defender la gloria de Roma, sino todo el potencial de la nueva consola de Microsoft. Y qué mejor manera que demostrar un nivel gráfico en animaciones y en plena acción absolutamente inigualables. Con una resolución a 900p y framerate a 30 fps, la calidad alcanza nuevas cotas.

Las escenas animadas podrían servir como un cortometraje de animación porque la representación de los humanos, sus movimientos y, desde luego, el detallismo en la construcción de la época y arquitectura romana es apabullante.


A la hora de combatir, no disminuye el nivel de exigencia. La escala de los fondos se transmite mejor que nunca y nos parece estar metidos en medio de la batalla con todos esos soldados en sus propias luchas a nuestro alrededor. Realismo puro en un entorno de violencia extrema.

Como decían los romanos: ¡Larga vida a Ryse of Rome!


Post Patrocinado

0 comentarios:

Publicar un comentario