7.02.2013

Un nuevo hito en la historia de la televisión.


Oigo muchas historias sobre ello. Año 1969, el hombre viajando a la Luna y el único recurso de los seres humanos para verlo desde sus casas era una pantalla de televisión de tubo en blanco y negro, con una gran caja de cables, pero ningún mando. Aún así, todo un hito en la Historia de la Humanidad, tanto por la hazaña conseguida como por la tecnología permitida.

Hoy en día ha sido difícil superar esa hazaña, pero no la tecnología. En ese terreno hemos superado barreras inimaginables. Tanto en la visualización de cine como en la experiencia con videojuegos, ofertas como la de Smart TV de Sony deberían ser consideradas nuevas etapas en la Historia, aunque se limitara a lo referente a entretenimiento.

Recuerdo jugar a Zelda en una pequeña televisión de no muchos colores, intentando no enmarañar mis pies con sus cables, los de la consola o los del mando. Por esa razón descubrir modelos como el W8 de Sony con X-Reality PRO y duplicado de pantalla One-Touch con NFC, para mí es estar viendo magia en directo.

Podéis imaginar lo que supone para jugones y amantes del cine como nosotros combinar la Smart TV de Sony con otros dispositivos como nuestro Smartphone. La funcionalidad NFC One-touch funciona así de simple: cogemos el móvil, lo colocamos contra el mando de nuestro televisor Sony y a partir de ese momento podremos disfrutar de nuestro contenido multimedia en pantallas Full HD de más de 50”. Simple, efectivo y espectacular.

Otra funcionalidad increíble es la de obtener información del producto televisivo que estamos disfrutando. Podemos hacerlo mediante nuestro Smartphone o con una tablet. Descargamos la aplicación TVSideView y consultamos el contenido que visualizamos. De inmediato podremos tener información de la película, el evento o las canciones que están sonando en ese momento. Además, con la vinculación con nuestras redes sociales, podemos compartirlo y comentarlo con nuestros amigos al momento.

La gama Smart TV ofrece, además, conectividad Wi-fi con todos los dispositivos electrónicos que poseamos con dicha tecnología. Ya no es necesario colocar al lado del televisor nuestro PC para disfrutar de los juegos en alta resolución. Podremos hacerlo desde cualquier parte de nuestro salón, así como vincular nuestro Blu-Ray o nuestra cadena de televisión. Y todo ello con una conectividad constante a Internet, para poder navegar sin movernos del sofá.

Puede que volver a la Luna siga siendo algo único y extremadamente complejo, pero ver desde casa cómo lo consiguen esos héroes, seguro que no sería lo mismo. Este sí es un nuevo paso para el hombre.


Post patrocinado

0 comentarios:

Publicar un comentario